Bestia Divina Vah Medoh en Zelda Breath of the Wild

Bestia Divina Vah Medoh en Zelda Breath of the Wild

A continuación les mostraremos como superar una de las mazmorras del juego de Nintendo, Bestia Divina Vah Medoh en Zelda Breath of the Wild

Bestia Divina Vah Medoh en Zelda Breath of the Wild

Para comenzar esta mazmorra tendremos que haber destruido los cañones en la misión principal Medoh, bestia del viento.

Cuando lleguemos junto a la entrada, si vamos en dirección opuesta y disparamos al ojo conseguiremos un cofre con un Zafiro. Después entramos y disparamos al primer ojo que nos encontraremos (derecha).  Ahora podemos aprovechar la corriente de aire y llegar planeando a otro cofre, este contiene un núcleo ancestral.

Ahora podemos pasar al pasillo, y tras derrotar a un miniguardián, ir a la terminal del fondo para activar el mapa de la bestia divina. Veremos que como en la Bestia Divina Vah Naboris, tiene 3 cilindros.

Activar los 5 terminales en Bestia Divina Vah Medoh

La primera fase en Bestia Divina Vah Medoh en Zelda Breath of the Wild es activar los 5 terminales y la unidad central.

Primer terminal

Si nos giramos desde el terminal y avanzamos un poco, veremos un cofre a la derecha, contiene unas flechas bomba. Desde donde hemos recogido las flechas miramos hacia abajo, disparamos al ojo y veremos otro cofre, en este caso con un Eje ancestral.

Ahora volvemos a la plataforma donde conseguimos el núcleo ancestral. Disparamos al ojo y pasamos por la puerta que acabamos de desbloquear. Avanzamos bajando hasta ver un ojo a la izquierda, le disparamos, volvemos a subir y seleccionamos el punto superior de la bestia. Ahora ya deberíamos de poder ver el primer terminal, al que accederemos planeando.

Segundo terminal

En la rampa de en frente del primer terminal, a la izquierda veremos un cofre que contiene el mandoble caballero.

Después debemos bajar y colocarnos ante el cristal, lanzamos una bomba a la piedra, activamos la corriente de aire impactando al cristal y lanzamos otra bomba. Así conseguiremos una bola metálica grande. Después golpeamos de nuevo el cristal para cerrar la corriente y abrimos el mapa de la bestia divina. Seleccionamos el punto inferior y conseguiremos que la bola venga a nosotros. Movemos la bola hacia la derecha con el imán y la soltamos. Ahora seleccionamos el punto superior de la bestia, lo que hará que la bola impacte en el interruptor de la pared. Así se abrirá la puerta que da acceso al segundo terminal.

Tercer terminal

Volvemos a activar la corriente de aire golpeando el cristal. Salimos de la sala por la ventana y volamos hasta llegar a otro ojo al que disparamos, avanzamos un poco y disparamos a otro ojo. Avanzamos por el saliente y planeamos hasta el otro lado, donde se encuentra el tercer terminal. Después colocamos la bestia en el punto inferior y así volveremos a la sala inicial.

Cuarto terminal

Salimos fuera por la puerta que tenemos delante, subimos por la rampa y disparamos al ojo que veremos a cierta distancia. Luego planeamos hasta donde estaba el ojo, ascendemos por la rampa y llegaremos al cuarto terminal.

Quinto terminal

Pasamos a la sala de al lado. Pero al entrar nos giramos, y arriba veremos un ojo al que hay que disparar. Ya que además tendrá un cofre con flechas de hielo.

Ahora golpeamos el cristal para crear una corriente y seleccionamos el punto más alto de la bestia. Cuando la bestia se coloque en horizontal usamos el paralizador en el bloque que aguanta el molino. Después, al continuar la bestia con su movimiento el bloque caerá sobre un interruptor y abrirá el acceso al quinto terminal. Así que ya tendremos todos los terminales de Bestia Divina Vah Medoh en Zelda Breath of the Wild

Unidad central

Desde el interruptor veremos un cofre al que se puede llegar planeando, contiene el arco de caballero. Ahora colocamos a la bestia en horizontal seleccionando el punto del medio y vamos a la sala que está frente al interruptor. Si usamos la corriente de aire podremos llegar arriba fuera de la sala, donde se encuentra la unidad central. Y ya cuando la activemos comenzará el combate contra el jefe de Bestia Divina Vah Medoh en Zelda Breath of the Wild: Ira del viento de Ganon

Jefe de Vah Medoh: Ira del viento de Ganon

Como siempre el combate tendrá varias fases en función de la vida que le hayamos quitado, así que atentos.

Al principio nos atacará de dos maneras. Primero con unos rayos de energía ante los que podemos escondernos, pero lo ideal es una guardia perfecta. Y después con unos torbellinos contra los que lo mejor que se puede hacer es huir. Cuando nos de un respiro podremos dispararle flechas desde el aire y con el tiempo ralentizado usando las corrientes de aire. Pero cuando quede aturdido hay que aprovechar para darle con todo.

Cuando le hayamos quitado el 50% de vida saldrán cuatro cuerpos a su alrededor y sus ataques serán más masivos. Así que aquí lo recomendable ya no es hacer guardias perfectas. Si no esquivar y esconderse hasta poder realizar los mismos ataques que antes. Primero dispararle flechas usando las corrientes y después, cuando esté aturdido, darle con todo.

El único ataque que podemos devolver con guardia perfecta es el del rayo rojo. Aunque ya sabemos que pasa si fallamos, por lo que queda a nuestra elección.

En cualquier caso esto es todo lo que necesitamos saber para derrotar al jefe de Vah Medoh: Ira del viento de Ganon.

Ahora podemos volver a la aldea Orni y conseguir la Furia de Revali

Video: Bestia Divina Vah Medoh en Zelda Breath of the Wild

Aquí os dejamos el video de Games.Volume.at. En el podréis ver en un gameplay como completar Bestia Divina Vah Medoh en Zelda Breath of the Wild

Esperamos que esta guía te haya sido de utilidad y hayas conseguido pasarte Bestia Divina Vah Medoh en Zelda Breath of the Wild

Sobre Miguel S 4855 Artículos
Gamer desde que tenía uso de razón. Desde 2017 realizo guías y tutoriales de videojuegos para mejoress.com

1 Comment

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.