¿Cómo curarse en The Long Dark?

curarse en The Long Dark

Te explicamos como curarse en The Long Dark. Te pase lo que te pase, todo tiene solución, hay medicamentos y remedios naturales, así que tu decides…

¿Cómo curarse en The Long Dark?

Cualquiera que haya jugado un poco ya se habrá dado cuenta de que cada dolencia, herida, infección o enfermedad se cura de una manera. Es un survival que apuesta por el realismo, y del mismo modo que en la vida real no nos curaríamos un corte en el brazo con una aspirina, en el juego tampoco. Hay que saber como conseguimos curar cada cosa. Y no solo por acertar con el medicamento, si no porque también suele haber un remedio natural para todo:

Para cualquier otra duda puedes consultar la guía del juego. Y si te gustan estos trucos que te vamos a dar, también puedes ver todos los trucos de The Long Dark.

Curarse en The Long Dark – Esguinces o golpes

En general cualquier inflamación por un golpe o una torcedura, requerirá un analgésico. Al principio hay varios, pero si no tenemos, también podemos hacer té de escaramujos. Se hace en el fuego, con agua hervida y recolectando un poco de escaramujos. Una planta que conoceremos al principio. Puesto que la zona donde nos hacemos el primer esguince está repleta.

Es importante que llevemos siempre encima analgésicos, naturales o artificiales. Pero cuando nos caemos y nos torcemos un tobillo suele pillarnos desprevenidos. Además, también es muy normal hacerse un esguince cuando nos ataca un lobo

Curarse en The Long Dark – Heridas con sangre

Si estamos sangrando tenemos que cortar la hemorragia. Nos hará falta una venda, que podemos encontrar en muchos sitios, o fabricar con nuestra propia ropa.

El problema es que toda herida tiene un riesgo de infección que se puede complicar aunque cortemos la hemorragia

Curarse en The Long Dark – Riesgo de infección

Si no queremos que vaya a mayores, lo mejor es cortarlo con un antiséptico. Y si no encontramos ninguno lo mejor es ir haciéndonos una buena despensa de liquen de barba. Se encuentran en los árboles y son el antiséptico natural del juego

Curarse en The Long Dark – Infección

Tampoco pasa nada si el riesgo de infección se convierte en infección, también tiene solución. En este caso tendremos que tomarnos un antibiótico. Y el antibiótico natural del juego son las tazas de reishi, cocinadas a partir de setas reishi. Podemos encontrar estas setas por todas partes, crecen en los árboles, en las maderas de las cabañas, y hasta en papeleras metálicas. Se ven desde bastante lejos así que no deberíamos de tener problemas en conseguir unas cuantas

Curarse en The Long Dark – Quemadura

Si nos quemamos tenemos que hacer dos cosas:

  • Bajar la inflamación con un analgésico (artificial o té de escaramujo)
  • Tapar la zona quemada con una venda que encontremos o que fabriquemos a partir de ropa.

Las quemaduras no suelen tener riesgo de infección.

Curarse en The Long Dark – Envenenamiento

Tanto la carne cruda, como aquella por debajo del 50% en su estado de conservación, como agua no hervida o purificada, pueden dar lugar a envenenamiento. Se trata igual que una infección, con antibióticos o setas reishi.

También podemos «envenenarnos» con los parásitos de la carne de lobo y oso. El tratamiento sigue siendo el mismo.

El problema con los envenenamientos es que tendremos que estar unos cuantos días con los antibióticos.

Curarse en The Long Dark – Fiebre de cabaña

Aunque pensemos que la seguridad y tranquilidad de un refugio nos conviene, tampoco nos pasemos. Si permanecemos demasiado tiempo encerrados podemos enfermar también.

La solución a la fiebre de la cabaña es pasar 24 horas seguidas respirando aire puro.

Sobre Miguel S 4913 artículos
Gamer desde que tenía uso de razón. Desde 2017 realizo guías y tutoriales de videojuegos para mejoress.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.