Final Fantasy 15, la saga continúa

Final Fantasy 15
Final Fantasy 15, ciudad de Altissia

Mucho ha llovido ya desde que, allá en 1987, un inspiradísimo Hironobu Sakaguchi lanzase al mercado el primer Final Fantasy. La obra póstuma de un genio que, sin embargo, acabaría por convertirse en la piedra angular de su compañía. Tan es así que Square Enix, no ha dejado de sacar éxito tras éxito al mercado, con la mítica franquicia RPG como base. Ejemplo de ello es su última creación, Final Fantasy 15, que ya  circula por los circuitos de Xbox One y PS4.

Final Fantasy 15, da paso al ARPG

Sólo 3 años después del lanzamiento de Final Fantasy XIV, Square Enix da el salto a la nueva generación de consolas. Y lo hace por todo lo alto, con un Final Fantasy rompedor, a la altura de las circunstancias. Final Fantasy 15 es el heredero directo de la franquicia RPG más laureada de todos los tiempos. Uno de los títulos más esperados por los fans de la serie, que promete exprimir al máximo el potencial de Xbox One y PS4.

Como no podía ser de otra forma, Final Fantasy 15 llega cargado de novedades. La primera y más evidente es el salto del sistema de turnos a la acción directa. El videojuego de Square Enix dice adiós así a uno de los principales sellos de indentidad de la serie hasta la fecha. Una decisión que, sin duda, encandilará a muchos y que  decepcionará a otros, sobre todo a los amantes de la táctica. En cualquier caso, el cambio, para un servidor, le ha sentado genial. De esta forma, Final Fantasy rompe con los títulos clásicos de la saga. Ya se sabe lo que dicen, renovarse o morir.

Más novedades para todos los gustos

Pero Final Fantasy 15 no se limita solo a sustituir los turnos por el combate en tiempo real. Los de Tokyo han optado también por una estructura de juego cercana al sandbox, más abierta. En este sentido, es una decisión acertada, teniendo en cuenta la deriva de los RPG de corte occidental y el éxito cosechado. Un mundo enorme, que debemos ir abriendo mientras seguimos el hilo de la historia. Así es, el maravilloso mundo de Eos no está a nuestro alcance desde el minuto uno. Final Fantasy 15 nos invita a desbloquear el mapa, poco a poco, a medida que avanzamos en la aventura.

Aunque, en comparación con otros títulos del género, el mapeado de Eos pueda parecer algo desangelado, no es un defecto. El universo de Final Fantasy 15 ha sido desarrollado con mucho mimo y no dejará indiferente a nadie. Desiertos enormes, valles, costas, ríos, bosques o lagos, son algunos de los paisajes que podrás disfrutar. Y podrás hacerlo a pie, a lomos de un chocobo o al volante de un descapotable de lujo.

Sólo hay un pero a los cambios aplicados en Final Fantasy 15 con respecto a anteriores títulos. ¿Cuál? Pues muy sencillo, la odiosa comparativa. Y es que si enfrentamos Final Fantasy 15 a otras grandes obras del género, éste sale perdiendo en casi todos los aspectos. Por un lado, el sistema de combates es demasiado caótico y simplista; por otro, las tareas carecen de la profundidad exigible. Ahora bien, al margen de estos detalles, el juego es una maravilla jugable y visual.

Pocas localizaciones urbanas

Como suele suceder en este tipo de videojuegos, en Final Fantasy también podrás teletransportarte directamente a determinadas localizaciones. La única premisa necesaria es haber «descubierto» el lugar previamente. No será gratis el viaje atomático, pero sí barato, por unos pocos gils podrás desplazarte sin esfuerzo donde desees. Eso sí, cuidado con los tiempos de carga, que pueden resultar desesperantes.

Final Fantasy 15 adolece de carecer de un número notable de localizaciones urbanas. Este hecho ayuda a generar una sensación de desolación constante, que es lo que probablemente pretende. De hecho salvo por el pueblo de Lestallum, sólo encontrarás «áreas de servicio» donde podrás repostar y llevar a cabo otra serie de acciones. Bueno, lo confieso, Final Fantasy 15 esconde una gran ciudad llamada Altissia que te dejará con la boca abierta. Una magnífica obra de arquitectura virtual que hará las delicias de cualquier amante de los videojuegos.

Nueva era, nueva historia, nuevos personajes

Pero, tal y como sucede con el resto de títulos de la saga, lo más importante de Final Fantasy 15 es su argumento. Y dentro de éste, cobra especial relevancia la relación entre los personajes protagonistas, así como su desarrollo personal.  

Final Fantasy 15 te sitúa en un mundo imaginario llamado Eos. Históricamente, todos los reinos de Eos poseían un cristal de poder que les aportaba fuerza y estabilidad.  Después de diversos conflictos bélicos entre los reinos, el reino de Lucis se erige como el más poderoso. Lucis es el único de los reinos que mantiene en su haber un cristal, además de contar con un poder armamentístico muy superior al del resto.

Con la firma de un armisticio como pretexto, el reino de Niflheim entra en la capital de Lucis, Insomnia, y da muerte a Regis Caelum CXIII, monarca del país. Tras el asalto, el hijo del rey, Noctis Lucis Caelum, es dado por muerto, así como la princesa de Tenebrae, Lunafreya Nox Fleuret.  Ésta última, es la prometida de Noctis, quien se encuentra de camino a la ciudad de Altissa para contraer matrimonio con ella.

Ajeno a los funestos acontecimientos acaecidos en Lucis, Noctis disfruta del viaje junto a sus vasallos y amigos. Pero pronto tendrá noticias la situación e iniciará su venganza. En su odisea, Noctis contará con la ayuda de su leal guardaespaldas, Gladiolus; su consejero real, Ignis;  y su fiel amigo, Prompto.

Conclusión

Final Fantasy 15 es una grandísima obra no exenta de claroscuros. Siendo un título maravilloso a nivel gráfico y enorme en su mapeado, se muestra demasiado vacío. Sin duda era la pretensión de los desarrolladores, pero no habría estado de más ofrecer algo más de vida al conjunto. Se echa de menos también un número más amplio de ciudades que visitar, más allá de los puntos de repostaje. Altissa, aunque maravillosa, no es suficiente. 

Por otro lado, siguiendo los pasos de las obras occidentales del género, han hecho cambios importantes en la jugabilidad. Esto no es malo. De hecho, creemos que es un punto a favor para Final Fantasy 15, sobre todo para los nuevos jugadores. El problema es cuando el juego se enfrenta a otro títulos del estilo, donde sale perdiendo por goleada. Hay propuestas en el mercado muy superiores, aunque sin la magia de Final Fantasy.

Final Fantasy 15 (Xbox One y PS4)
Final Fantasy 15 (Xbox One y PS4)

Los fans de la saga que no temen cambios revolucionarios, encontrarán en Final Fantasy 15 un juego a la altura. Con respecto a lo que se espera de un título RPG de nueva generación, verán sus expectativas colmadas. Si por el contrario eres de los fieles al clásico sistema por turnos, éste no es tu juego.  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.