Fulminato de Mercurio en Sekiro Shadows Die Twice

Fulminato de Mercurio en Sekiro Shadows Die Twice

Te mostramos dónde y cómo conseguir Fulminato de Mercurio en Sekiro Shadows Die Twice. Es uno de los materiales más raros del juego, pero hay un lugar para farmear todo lo que quieras

Fulminato de Mercurio en Sekiro – ¿Para qué sirve?

El juego describe el Fulminato de Mercurio como unos granos preciosos que forman la base de una devastadora forma de pólvora. Y sirve para usarse en mejoras de herramientas de prótesis de rango o nivel avanzado.

Es uno de los materiales necesarios para mejorar las Herramientas de Prótesis. Aunque de todos los que vas a necesitar, junto con el Lapislázuli es el más raro, escaso, y complicado de encontrar. Por si te interesa, aquí tienes las localizaciones de lapislázuli

Fulminato de Mercurio en Sekiro – Localizaciones

Aunque te damos dos localizaciones, en cuanto puedas, ve a la segunda, es mucho mejor:

Valle Sumergido – Valle Bodhisattva

Baja por el valle y avanza hasta llegar a una zona con 4 monos y un mono blanco. Acaba con los monos y mira por detrás. Tras la roca de la izquierda, y en el agua tóxica, encontrarás esta pólvora.

Post Game – Ídolo Castillo Ashina

Cuando hayas completado la historia vuelve al Ídolo del Castillo Ashina. Verás una escalera de piedra con enemigos de rojo en la parte de arriba. Y estos enemigos dropean el Fulminato de Mercurio. Así que puedes derrotarlos, recoger el fulminato, descansar en el ídolo y volver a por más.

Videotutorial – Mejor lugar para Farmear

Por último te dejamos un video de Nemz38. En el que podrás ver cómo farmear todo el Fulminato de mercurio que quieras en la ubicación del Ídolo Castillo Ashina

Sobre Miguel S 4953 artículos
Gamer desde que tenía uso de razón. Desde 2017 realizo guías y tutoriales de videojuegos para mejoress.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.