Maneras de blanquear los dientes

Maneras de blanquear los dientes

Detallamos las técnicas y maneras de blanquear los dientes más conocidas hoy en día ordenadas según el grado de agresividad  y eficacia, desde la limpieza bucal hasta las férulas.

Maneras de blanquear los dientes

Limpieza bucal

Muchas veces pensamos en lanzarnos a un blanqueamiento dental directamente. Pero es sorprendente los efectos que se pueden conseguir con una limpieza bucal para el color de nuestros dientes. En ocasiones simplemente eliminar la suciedad superficial que se ha acumulado en nuestra dentadura puede causar efectos muy positivos. Lo recomendado es hacerse una limpieza bucal cada seis meses, en fumadores cada tres, por lo que si llevamos tiempo sin pasar por el dentista y queremos hacernos un blanqueamiento dental, veamos primero que color se consigue con una simple limpieza bucal.

Pastas de dientes blanqueadoras

De todas las maneras de blanquear los dientes es la más suave, y también la menos efectiva y la más popular. Sirven como complemento de un tratamiento, pero pocas veces por si solas.

Las pastas de dientes blanqueadoras contienen hasta un 1,5% de perióxido de hidrógeno (H2O2). Con esta concentración se pueden llegar a limpiar las manchas superficiales del esmalte, pero no se elimina toda la suciedad que se va acumulando en la dentina y en la pulpa. Ya que no es superficial y por muy fuerte que frotemos con el cepillo de dientes, lo más que conseguiremos es dañarnos las encías.

Siempre podemos acudir a este producto, pero son especialmente recomendables para prolongar la duración de un blanqueamiento más agresivo. Si tenemos los dientes ennegrecidos, solo con la paste de dientes no conseguiremos blanquearlos.

Téngase en cuenta que la pasta blanqueadora no funciona en los empastes.

Geles y tiras blanqueadoras

De todas las maneras de blanquear los dientes, es la más agresiva si no queremos pasar por el dentista.

La concentración de perióxido de hidrógeno (H2O2) en el caso de los geles y tiras blanqueadoras puede llegar al 10%. Por lo que son 6 o 7 veces más potentes que las pastas de dientes blanqueadoras.  Con los geles y las tiras podemos llegar a limpiar manchas en fisuras y agujeros microscópicos del esmalte, pero no son suficiente para la suciedad profunda.

Es la opción más agresiva a la que podemos recurrir sin acudir a un dentista. Por lo que podemos ver que resultado nos da antes de gastarnos un poco más en una clínica odontológica. Aunque hay que tener cuidado, ya que hay que colocar bien las tiras para conseguir un efecto uniforme.

Téngase en cuenta que los geles y las tiras blanqueadoras no funciona en los empastes.

Blanqueamiento en Dentista: Con Luz Fria o fotoactivación

Pasamos a las maneras de blanquear los dientes en un dentista. Son las más eficaces, aunque el coste se eleva sustancialmente.

Los dentistas aplican directamente sobre los dientes el perióxido de nitrógeno (H2O2), en concentraciones de hasta un 35%. Tras aplicarlo se refuerza con un baño de luz fría que potencia los activadores del blanqueamiento que incorpora el gel utilizado, aumentando su capacidad de liberación de oxígeno, lo que favorece el blanqueamiento.

Se trata de un tratamiento agresivo con el que blanquearemos nuestros dientes sin duda. Aunque por su agresividad tiene unas limitaciones y tras el primer blanqueamiento solo podremos realizar mantenimientos anuales.

Se trata de un tratamiento dental que deja una incómoda sensibilidad en los dientes, por lo que estaremos unos días con molestias al tomar alimentos fríos o calientes.

Blanqueamiento en Dentista: Con Férula.

De todas las maneras de blanquear los dientes, es la más efectiva, pero también la más costosa.

Los dentistas crean un molde de la dentadura para hacer unas fundas a medida. En ellas que se aplican los productos blanqueadores durante de dos a seis semanas. Las férulas, se rellenan con el gel blanqueador y vienen preparadas para evitar que éste entre en contacto con los tejidos gingivales.

Este tratamiento dental tiene la ventaja de que se realiza desde casa, bajo la supervisión de un dentista, aunque debemos tener cuidado a la hora de aplicar el gel y no excedernos.

Perióxido de hidrógeno (H2O2)

Es un compuesto químico también conocido como agua oxigenada, dioxogen o dioxidano.

Tiene multitud de aplicaciones industriales. Se utiliza para blanquear la pulpa del papel, el algodón, telas. También sirve para blanquear quesos, pollos, carnes, etc. Y en la industria química también se utiliza para blanquear los dientes.

Hoy por hoy, todos los productos y maneras de blanquear los dientes, se basan en el perióxido de hidrógeno (H2O2), utilizando distintas concentraciones del mismo en función de la agresividad y los resultados que se deseen obtener.

¿Por qué unos dientes son más blancos que otros?

Al margen de posibles enfermedades, si dos dientes similares tienen distinta tonalidad, mejor visitar al dentista. Lo normal es que no todos los dientes consigan blanquearse de la misma manera, y ello depende del grosor de cada diente.

Los dientes más pequeños se blanquean mejor porque tienen menos cantidad de dentina visible a través de la capa del esmalte. Es por eso que las mujeres suelen tener los dientes más blancos que los hombres y que cuesta más blanquear los molares o los caninos, que no suelen llegar a alcanzar la misma blancura que los incisivos, por ejemplo.

¿Qué oscurece nuestros dientes?

Además de conocer las maneras de blanquear los dientes, debemos de conocer que los oscurece:

Las bebidas «negras»

El té, el café o el vino tinto oscurecen nuestra dentadura. Es recomendable cepillarse los dientes, a poder ser con una pasta de dientes blanqueadora, después de beberlas.

El tabaco

De igual manera fumar tiene un efecto negativo sobre el color de nuestros dientes, además de ser una fuente de enfermedades bucales como la gingivitis o la periodontitis. Es recomendable cepillarse los dientes, a poder ser con una pasta de dientes blanqueadora, después de fumar. Aunque lo ideal es dejar de fumar.

Las caries, los empastes y el sarro

Hay que tratar cualquiera de estos tres problemas de la boca. Lo recomendable es ir al dentista una vez cada 6 meses, y como límite una vez al año, como comentábamos anteriormente es sorprendente los efectos blanqueadores que puede tener una simple limpieza bucal.

Golpes

Cuando un nervio queda afectado tras un golpe en los dientes, éstos pueden oscurecerse, por lo que hay que visitar al dentista si eso sucede, ya que pueden requerir un tratamiento de blanqueamiento interno específico para dientes sin nervio.

Medicamentos

Sin darnos cuenta, podemos tomar medicamentos que contengan sustancias como la tetraciclina que oscurecen nuestros dientes. También en ese caso es importante visitar al dentista.

Más información en el siguiente enlace

Sobre Miguel S 4913 artículos
Gamer desde que tenía uso de razón. Desde 2017 realizo guías y tutoriales de videojuegos para mejoress.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.