Las muertes de Juego de Tronos más impactantes

muertes de Juego de Tronos

Este artículo es un repaso a las muertes de Juego de Tronos más impactantes desde la primera temporada hasta el final de la serie

Las muertes de Juego de Tronos más impactantes

Si algo hemos aprendido en Juego de Tronos, es que no se puede dar nada por hecho. Lo aprendimos desde bien temprano, en el último minuto de la primera temporada. Y año tras año, libro tras libro, o entrega tras entrega, la historia se repite una y otra vez.

Ya hemos perdido la cuenta de las muertes que llevamos en Juego de Tronos. Pero uno de los grandes méritos de George RR Martin es que en casi todas consigue sorprendernos. Por lo inesperado, por lo original, por el giro que provocan, no hay episodio en el que podamos estar tranquilos. 

A estas alturas seguro que un gran porcentaje de los fans de la serie tienen una idea clara de como va a terminar esto, o al menos como debería. Pero no caigamos en el mismo error. Si por algo se caracteriza la obra maestra de George RR Martin, es por dejarnos de piedra una y otra vez. Y si no demos un vistazo a las muertes más impactantes de la serie o los libros. No vamos a hacer un ranking de las más impactantes, pero si que las vamos a poner por orden cronológico:

Muertes de Juego de Tronos – Viserys Targaryen

(T1 – C6) Desde luego no era el preferido de la audiencia. Pero el hermano de Daenerys fue el primer «candidato» al trono en morir. Podía esperarse, más o menos, aunque la forma en la que murió es imposible de olvidar. Tanto insistió a Khal Drogo para que le diese su corona, que el Dothraki terminó cediendo a sus deseos. Aunque seguro que no fue lo que Viserys se imaginaba, ni ninguno de nosotros.

Muertes de Juego de Tronos – Robert Baratheon

(T1 – C7) La muerte en sí no fue impactante. Pero aquí empezamos a ver con que facilidad cualquiera, aunque fuera el rey de los Siete Reinos. Y también empezamos a ver como se las gastaba Cersei Lannister.

Muertes de Juego de Tronos – Ned Stark

(T1 – C9) La muerte que dejó sin respiración a cualquiera que leyese el libro o viese la serie. Probablemente la más impactante de todo Juego de Tronos, y probablemente el momento en el que cualquiera a quien le estuviese gustando hasta el momento quedase completamente enganchado. El que para muchos era el personaje principal moría decapitado bajo las órdenes de Joffrey Baratheon

Muertes de Juego de Tronos – Khal Drogo

(T1 – C10) Justo cuando había pasado de villano a «heroe» muere Khal Drogo en una pelea intranscendente. Daenerys hace todo lo posible por salvarle, pero el intento también se lleva por delante a su hijo, Rhaego

Muertes de Juego de Tronos – Renly Baratheon

Nadie daba mucho por Renly, aunque a estas alturas ya no podías fiarte de nada. Pero que su hermano ordenase su muerte y muriese a manos de una sombra de Melisandre, no podía estar en ninguna cualquier quiniela.

Muertes de Juego de Tronos – Rodrik Cassel

No era un personaje principal. Si esta muerte es «impactante» es principalmente por el verdugo, Theon Greyjoy, que fue su alumno. La ejecución supone un antes y un después en la serie para el hijo adoptivo de Invernalia.

Muertes de Juego de Tronos – Jeor Mormont

(T3 – C4) El motín del Torreón de Craster supone el final para el Lord Comandante. Desde muy pronto se intuye que su puesto lleva el nombre de Jon Nieve. Pero desde luego pocos esperábamos una muerte así.

Muertes de Juego de Tronos – La Boda Roja

(T3 – C9) Otra escena equiparable a la decapitación de Ned Stark. Ninguno de los personajes tenía el peso de Ned, pero la traición en la que terminan muriendo Talisa Stark, Robb Stark y Cately Stark es para no dar crédito y preguntar si en los libros sucede lo mismo.

Muertes de Juego de Tronos – Joffrey Baratheon

(T4 – C2) Obviamente se lo merecía, aunque no por ello es menos impactante las escena del envenenamiento.

Muertes de Juego de Tronos – Lysa Arryn

(T4 – C7) Otro personaje que estaba durando más de la cuenta. Aunque verla volar a manos de su «amado» fue como poco sorprendente.

Muertes de Juego de Tronos – Oberyn Martell

(T4 – C8) Esta es una de las muertes que más nos impacto personalmente, puede que en los libros la intensidad sea un poco mayor. Pero cuando parecía que iba a hacerse justicia y uno de los villanos de la serie iba a desaparecer, el giro de los acontecimientos y la brutalidad de la muerte, a nosotros desde luego nos dejó de piedra.

Muertes de Juego de Tronos – Tywin Lannister

(T4 – C10) No era un personaje especialmente querido. Pero la manera de morir, en el retrete y ensartado por su propio hijo Tyrion, no se puede olvidar fácilmente. Esta muerte también supone un antes y un después para el personaje Tyrion Lannister, que se ve obligado a huir y renunciar a sus comodidades.

Muertes de Juego de Tronos – Shireen Baratheon

Otra muerte difícil de creer aun viendo como sucede. Y una de las pocas muertes que trae consecuencias para quien la autoriza, ya que Stannis es arrasado unas escenas después.

Muertes de Juego de Tronos – Meryn Trant

Ya habíamos visto de lo que Arya Stark era capaz. Pero quizás la muerte de Meryn Trant sea su consagración como la asesina en la que se ha convertido.

Muertes de Juego de Tronos – Jon Nieve

Aunque siendo estrictos no deberíamos incluirla en esta lista, cuando sucedió se desvanecieron las quinielas de los pocos que aún se atrevían a hacerlas sabiendo como se las gasta el bueno de George. Por no hablar de quien la traición múltiple y la muerte entre cuchilladas y abrazos.

Muertes de Juego de Tronos – Hodor

Triste manera de descubrir por qué Hodor solo podía decir esa palabra y lo que realmente significaba.

Muertes de Juego de Tronos – Rickon Stark

Una de las últimas fechorías de Ramsay Bolton que se lleva por delante al pequeño de los Stark en una dramática escena en la que Jon Nieve intenta sin éxito llegar en su ayuda. Pero estamos ante otra muerte que pasa factura

Muertes de Juego de Tronos – Ramsay Bolton

Otro de los que se lo «merecía», y más después del último atentado contra la casa Stark. Por supuesto, muere a manos de sus perros, con el mismo sadismo con el que el se entretenía en sus cacerías.

Muertes de Juego de Tronos – Maestre Pycelle

Otro que no se consiguió ganar al público, que aplaudió cuando vio como los pajaritos de Varys no solo eran capaces de susurrarle al oído.

Muertes de Juego de Tronos – Venganza de Cersei

Una masacre con Fuego Valyrio que llevó a Cersei Lannister a lo más alto de los Siete Reinos. Cersei llevaba dando un recital desde la primera temporada, sin perdonar la más mínima ocasión en ninguna de las siguientes, pero la venganza de la sexta temporada supera cualquier hazaña anterior.

Se llevó por delante al Gorrión Supremo, a Loras Tyrell, a Mace Tyrell, a Kevan Lannister, a Margaery Tyrell, y ya de paso también a su hijo, Tommen Baratheon, aunque este último se suicidó tras lo acontecido. Todo un golpe de efecto en los Siete Reinos.

Muertes de Juego de Tronos – Los Frey

No es que compensara lo de la Boda Roja, y la verdad es que fue hasta previsible. Pero descubrir que el autor no era Walder Frey y como está creciendo en la serie la «inofensiva» Arya, que ya no solo hace cosquillas con su «Aguja».

Muertes de Juego de Tronos – Lyanna Stark

No es que una muerte en un parto tenga nada de especial. Salvo porque esa muerte revela el verdadero linaje de Jon Nieve. Quien en primer lugar no es bastardo y en segundo lugar tiene sangre Targaryen. 

Lo malo para los fans de Jon Nieve es que queda demasiado por delante como para pensar que lo que parece obvio tras está revelación vaya a cumplirse. O al final va a resultar que George RR Martin es un buenazo y esto acaba con lo de «Vivieron felices y comieron perdices».

Sobre Miguel S 4937 artículos
Gamer desde que tenía uso de razón. Desde 2017 realizo guías y tutoriales de videojuegos para mejoress.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.