¿Cómo conseguir puntos de Fe en Graveyard Keeper?

puntos de fe en Graveyard Keeper

Te explicamos cómo conseguir más puntos de fe en Graveyard Keeper. Los obtendrás a medida que progreses, pero puedes conseguir muchos más aprendiendo a craftear sermones.

¿Cómo conseguir puntos de Fe en Graveyard Keeper?

Los puntos de fe son bastante más complicados de conseguir de lo que parece. En ocasiones necesitarás ciertas piezas de tecnología, mientras que en otras ciertos recursos, pero en cualquier caso, vas a sudarlos:

Puntos de Fe en Graveyard Keeper – ¿Cómo conseguirlos?

La clave está en dar sermones y que tengan éxito. Así que para empezar tendrás que avanzar un poco ya que tienes que abrir la iglesia. Cuando lo hagas tendrás automáticamente tu primer sermón, pero la clave es que tengan buena acogida. Así que sube o mejora la iglesia antes de centrarte en los sermones.

Por otra parte, el sermón inicial no te servirá de mucho si lo que quieres son puntos de fe. Para conseguir cantidades muy superiores, necesitarás crearte tus propios sermones:

Puntos de Fe en Graveyard Keeper – Crear Sermones

Aunque pueda resultar algo desesperante, el tiempo que vas a invertir merece totalmente la pena.

Lo primero que necesitas es ir a tu escritorio y fabricar 3 piezas de notas de papel. Para ello necesitarás papel limpio, una pluma, tinta, y también una historia. La historia es lo más importante para cuando quieras escribir notas y capítulos. Cuando tengas varias notas ya podrás fabricar un capítulo. Aunque para la primera oración, la oración de la fe, también necesitarás 5 puntos de fe si quieres fabricarla.

Así que ya sabes, si quieres fabricar tu sermón, necesitas un capítulo y 5 puntos de fe.

Sobre Miguel S 4917 artículos
Gamer desde que tenía uso de razón. Desde 2017 realizo guías y tutoriales de videojuegos para mejoress.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.