Space Invaders, revolución galáctica en el universo retro

Videojuegos retro, Space Invaders (Taito)

Space Invaders no sólo fue uno de los videojuegos retro más revolucionarios de la época… ¡Ni mucho menos! El programa de Taito no se conformó con ser simplemente un buen juego, sino que dio el pistoletazo de salida a todo un género: el Shooter.

Cuando uno echa un vistazo hacia atrás en el tiempo, suele toparse con multitud de videojuegos retro que marcaron, de alguna forma, su vida. Al menos, a aquellos que ya tenemos unas cuantas canas sobre nuestras cabezas. Por lo general, se trata de títulos que, a pesar de su sencillez, enganchaban sin remedio. ¿Por qué? Pues porque, además de poner a prueba nuestra pericia y reflejos, conseguían algo encomiable: hacernos soñar.

Space Invaders icono atemporal

Uno de esos videojuegos retro, es el considerado por muchos como el primer matamarcianos de la historia. Una obra de obligada revisión que marcó un antes y un después en el sector, y que sentó las bases de un género. Nos referimos a Space Invaders, un título que, aún hoy, sigue manteniendo toda la frescura con la que nació.

Si bien es cierto que el primer shooter de la historia fue Spacewars de Steve Rusell, pocos lo recuerdan como tal. Fue el título de Taito el que se hizo con tan preciada bendición. No en vano, el buen hacer de la compañía nipona hizo de Space Invaders un éxito de ámbito internacional.

Por absurdo que parezca, en los albores del videojuego no era necesario (tampoco posible) hacer grandes alardes gráficos. De hecho, bastaba con tener una buena idea, unos diseños resultones y una jugabilidad a prueba de bombas para triunfar. Así que, bajo esta premisa y la tutela de Taito, un inspirado Toshihiro Nishikado, creador de Soccer, se implicó en un nuevo proyecto. La idea era la de crear un programa inspirado en una recurrente premisa de las novelas y películas de ciencia-ficción, la invasión del planeta Tierra por parte de extraterrestres. Ni Taito ni Toshihiro podían imaginar que estaban a punto de lanzar uno de los videojuegos clásicos más relevantes de la historia. Space Invaders, el referente por antonomasia de una ornada de videojuegos que estaba por llegar.

Trama clásica de la ciencia-ficción

La propuesta de Nishikado era sencilla, poner al jugador a los mandos de un cañón láser. ¿El objetivo? Aniquilar hordas de alienígenas que amenazaban con conquistar el planeta. Una idea que, en pleno año 1978, caló hondo entre los primeros discípulos del universo arcade.

De todos los videojuegos retro que conocemos, el sistema de juego de Space Invaders es de los más simples. Una pantalla fija, filas de enemigos deslizándose de lado a lado mientras avanzan con tesón hacia la base, cuatro escudos y un cañón. El jugador, a los mandos del cañón debía eliminar la amenaza alien antes de que ésta alcanzase el terreno. Sin embargo, no todo era coser y cantar, además de disparar había que esquivar el fuego enemigo. Afortunadamente, había varios elementos para cubrirse de los ataques y ¡tres vidas! En total, teníamos que acabar con 55 «bichos». Éstos, no sólo podían eludir nuestros disparos con su movimiento, sino que su velocidad aumentaba a medida que causábamos bajas en su formación. Si consumías las 3 vidas, perdías. Si los marcianos llegaban a la base, perdías. 

Videojuegos retro, Space Invaders (Taito)
Videojuegos retro, Space Invaders (Taito)

En concreto, había tres tipos de enemigos diferentes. Cada uno de ellos ofrecía una puntuación específica que oscilaba entre los 10 y los 30 puntos. Eventualmente, durante la partida, aparecía un platillo volante que cruzaba el marco superior de la pantalla. Si tenías la puntería bien afinada y ningún estorbo te lo impedía, derribar al objeto volante era posible y muy rentable. El OVNI es el único objetivo cuya puntuación es completamente aleatoria. Tan es así, que en el cajón original, en lugar de una cifra determinada de puntos, aparecían tres interrogantes. Para evitar el temible Game Over sólo contabas con una palanca para los desplazamientos y un botón de disparo. Ni más, ni menos.

Space Invaders, un éxito sin precedentes

El éxito del videojuego retro Space Invaders fue rotundo. Tanto es así que circula una leyenda que asegura que en Japón llegó a haber escasez de monedas de 100 yenes. ¿El motivo? La máquina recreativa de Space Invaders. Se dice que que el gobierno japonés tuvo que producir más monedas para paliar la merma. Lo cierto es que el rumor jamás ha sido confirmado, pero teniendo en cuenta el potencial adictivo de Space Invaders, éste cobra credibilidad.

Al margen de leyendas urbanas, Toshihiro había logrado un hito sin precedentes. Space Invaders no sólo era una recreativa fabulosa, también era una máquina de hacer dinero. Hasta la fecha, el potencial de los videojuegos como vehículos de inversión no estaba claro. Muchos creían que era posible generar beneficios con algunos productos, pero nadie lo había demostrado. Space Invaders fue el ejemplo factible de que el sector del videojuego podía constituir un nuevo motor industrial.

Video: Space invaders Arcade Machine

A continuación os ofrecemos un interesantísimo vídeo en el que podréis observar «de cerca» la máquina recreativa original Space Invaders. Sin duda, una joya al alcance de muy pocos, por su precio, y por las limitadas existencias.

De todos los videojuegos retro existentes, Space Invaders es uno de los pocos que ha logrado formar parte de la cultura popular. Atrás quedaron los tiempos en los que sus cajones acumulaban cientos de monedas de intrépidos players. Space Invaders ya no obtiene dinero de las máquinas recreativas, sino del puro merchandising. Camisetas, muebles, llaveros, pegatinas… Cualquier objeto es lícito para servir de «escaparate» a los marcianitos. Tal es el branding del juego de Taito que, hoy día, incluso decora la piel de miles de personas en forma de tatuajes. Una oda imborrable para un grande de los videojuegos retro que jamás desaparecerá.

Como dato curioso, cabe destacar que Space Invaders implantó la palabra matamarcianos o mata-mata, subgénero del shoot em up. El término engloba a todos aquellos videojuegos de disparo cuya temática está relacionada con naves espaciales y enemigos de otros mundos, ya sean de Marte o no.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.